En este estudio se analiza el propósito de Dios con respecto a nuestras vidas, como voluntad de Dios y su deseo de que seamos salvos y aceptemos su eternidad, a la cual se puede acceder únicamente cuando ponemos nuestra mirada y nuestra fe en el Señor Jesucristo.