Juan capítulo 17 registra una larga petición de Jesús al Padre. Ahí, en un momento especial, Cristo ora por sus discípulos para que sean uno. Este pasaje de mucha vigencia para los cristianos de hoy, contiene una poderosa lección frente a las actitudes de división y de diferencias de propósitos que refleja la Iglesia de Cristo en el siglo 21.