Jesús nos dio ejemplo para que como Él hizo, hagamos. Y este mandato nunca es más cierto que para sus siervos, para aquellos que deseamos seguirle, que le tenemos por Señor. Como sus siervos vamos en Su Nombre, le representamos. Descubre en este estudio la correcta relación en el siervo y el Señor.