La Palabra de Dios nos enseña que todo ser humano está compuesto de una parte física y de una parte espiritual. Sin embargo, ambas partes son en gran medida regidas por nuestro yo interior, por nuestra manera de ser. ¿Que pasa entonces, cuando nuestra manera de ser no es conforme a la voluntad de Dios, mientras que nuestro deseo es hacernos más agradable a El?

¿Por qué hay personas que profesan ser cristianos sin embargo no viven acorde a esta doctrina? ¿Qué es despojarnos del Viejo Hombre, y vestirnos del Hombre Nuevo? ¿Que son la nueva naturaleza y la vieja naturaleza?

Descúbrelo aquí.