Misión

Obedecer el mandato de la Gran Comisión: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt. 28:18-20).

Visión

Formar hombres y mujeres de fe, que con humildad, sinceridad, fidelidad y diligencia, llenos del Espíritu Santo, verdaderamente llenos del Espíritu Santo, enseñen a esta isla a alabar el nombre del Señor, por encima, muy por encima de sus palmeras.