Somos casa establecida por Dios para crecimiento espiritual y transmisión del evangelio de Jesucristo. Casa de Oración, Adoración e Invocación al único Eterno y Verdadero Dios. Casa de Bonanza y Aprovisionamiento para proveerle agua al sediento y pan al hambriento.

Somos un lugar donde tras haber sido instruidos y capacitados como discípulos de nuestro Maestro y Señor Jesucristo, cual hospital de ovejas ofrecemos amor y consuelo al herido, dirección al perdido y abrigo al desnudo… a la sombra del Omnipotente.

Somos una iglesia primitiva y ambulante, guiada por la voluntad de Dios revelada en su Palabra y dirigida por el poder de su Espíritu Santo para contribuir a la conquista de la isla que nuestro Rey nos ha entregado por herencia espiritual.

En resumen, Bet-el es…

Casa de Dios, con el propósito de:

  • Instruir
  • Formar
  • Crecer Espiritualmente
  • Dónde la alabanza y adoración, intercesión, transmisión de la Palabra, sanidad y Liberación, discipulado y misericordia son las columnas del ministerio